Escape Room

escape room

Si mezclamos “Saw” con “Destino Final” y eliminamos la sangre a raudales de estas nos queda la película que hoy traigo. Te mete en ella desde el minuto uno y no te deja respirar, su ritmo trepidante te mantiene pegado a la pantalla. Es cine palomitero sin pretensiones y lo sabe, ahí radica su éxito. Entretiene y deja con ganas de más (que lo habrá, ya confirmado). No se le puede pedir más a un subgénero ya tan trillado así que tímido pero merecido aplauso y a por la siguiente con buen sabor de boca. Y como no se le puede sacar más punta, aquí termina una de mis críticas más (logicamente) cortas. Buena semana para tod@s y hasta la próxima.

Anuncios

La Bruma

La-bruma

Película de Ciencia Ficción con puntito apocalíptico interesante en su trama y desarrollo, no tanto en su inicio al tener una corta duración e ir demasiado directos a la cuestión principal haciendo que esta ocurra sin justificación clara. Por lo demás, es entretenida y está bien narrada, con unos personajes bien definidos que tienen muy claras sus prioridades. Su final es curioso y me ha gustado a pesar de habérmelo olido al cuarto de hora de metraje. La película es tan sencilla que llegado a este punto de la crítica tan solo me queda añadir un “solvente” a la cuestión técnica y con eso dicho ya tocaría despedirnos. No da para más pero desde luego se ve fácil y se le agradece. Y ahora si, con todo dicho, hasta la próxima.

Palmeras en la nieve

palmeras en la nieve

Al fin he podido ver una de las películas imprescindibles patrias recientes y me ha parecido un bluf en toda regla. No es que sea mala, de hecho cuestiones como la ambientación y en general la parcela técnica son grandilocuentes y llamativas en el mejor sentido. Incluso diría que interpretativamente ningún actor está mal. Su problema es querer contarnos la cuestión colonialista en un principio y como esta resulta incompatible con el amor en última instancia. Le sienta muy mal a la cinta querer abarcar tanto y su solución es un exceso de metraje que la hace caer en los repetitivo, aburriendo y sacando así de la película al espectador. En resumen, una historia tediosa bien contada a la que ir más a la premisa principal le habría sentado de maravilla. Para ver una vez, tener así los deberes hechos y no más. Y como yo ya he cumplido, me despido de tod@s vosotr@s esperando que tengais la mejor semana posible. Hasta la próxima.

El Desafío

Philippe Petit (Joseph Gordon-Levitt) in TriStar Pictures' THE WALK.

Película que narra la aventura recorrida por Philippe Petit en 1974 para andar por un cable de una torre gemela de Nueva York a la otra. Todo un canto al “cumple tus sueños”, un made in Hollywood de manual y de los de toda la vida en el que se agradece que el protagonista no sea un presuntuoso americano sino un humilde y optimista hasta lo bobalicón francés. No es ni de lejos la película perfecta pero su buen hacer técnico y actoral así como su necesario mensaje la hacen al menos decente y, si relajamos las expectativas, hasta disfrutable como ha sido mi caso. Sus peores defectos son ser explicativos hasta el tedio en el nudo y demasiado elíptico, dando vueltas sobre su propio final. Una menor duración con un montaje más ágil le habrían venido de lujo. No obstante y aunque de manera muy justita consigue mantener la tensión en todo momento. Y al final, aunque ya lo conociamos de antemano, sonreimos triunfantes y cómplices. Robert Zemeckis en estado puro para lo bueno y para lo malo. No hay más y por ello aquí me despido. Hasta la próxima.

Dark Phoenix

dark phoenix

Última película de los “X-Men” que explica como se llega al punto de partida más conocido de esta saga, con la primera generación ya 100% adulta y unos Magneto y Charles Xabier ya talluditos. La cinta tiene un inicio prometedor en el que se plantean cuestiones que se pueden ver desde la metafísica hasta la religión en su estado más primitivo y que se resumen en como gestionaría un ser humano brillante convertirse en una divinidad. El problema es que es una película de superhéroes que a mitad de si misma se da cuenta de ello y para no alejar en exceso a su público objetivo vuelve a cauces de simpleza y de buenos y malos facilmente reconocibles que nos dan un final simplón (tecnica y visualmente deslumbrante, eso si) cuyo único valor (alerta superspoiler) es el del sacrificio (fin del superspoiler). Es buena pero deja con ganas de más, un buen sabor de boca que sin embargo se desvanece rápido por su poca intensidad. Deja además la sensación de que el elenco con Jessica Chastain, James McAvoy, Michael Fassbender, Sophie Turner y Jennifer Lawrence a la cabeza está muy desaprovechado. Lo dicho, una buena película a la que la falta de atrevimiento no deja dar ese paso hacia la genialidad. Una lástima. Con este sentimiento agridulce me despido de tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.

Una noche en el viejo México

una noche en el viejo mexico

Western crepuscular, thriller y algo de comedia de enredos, romance incluido. Todo eso ofrece el guión de esta película que, si bien es errático y ocasionalmente injustificado, tiene un ritmo muy acertado para cada momento. La cinta además suple sus carencias sobre el papel posando la cámara sobre un Robert Duvall superlativo que deja a los secundarios bailando a su alrededor. Como son secundarios de lujo como Luis Tosar o Angie Cepeda que, pese a su nombre, asumen bien ese rol, la historia sale bien. Una película idónea para despedir la semana frente a la TV como así ha ocurrido una vez más gracias a La2. Olvidable en el buen y en el mal sentido, por lo que aquí toca cerrar la crítica. Tened una inmejorable semana. Hasta la próxima.

Rocketman

rocketman

La comparativa con “Bohemian Rhapsody” es insalvable y no hay ganador claro. Se parecen sobre el papel pero el biopic sobre Elton John es más un musical que una película de músicos así que su tono tiene algo de “La La Land” que su predecesora no tiene. Además está basada en un libro del propio protagonista con lo que gana en honestidad pero pierde fuerza creativa. Con todo eso dicho y continuando a nivel de comparativa, en lo técnico podrían ganar sin que chirriase los mismos Oscars en ese ámbito (a saberse montaje y los dos de sonido) y vence claramente en el apartado de la potencia visual de sus imágenes, mucho más atrevidas que las de “Bohemian Rhapsody”. En lo ajeno a esta comparativa aparece un Taron Egerton superlativo que, al contrario que Rami Malek, si canta (y muy bien) en la cinta. Un muy agradable descubrimiento y carne para musicales a corto plazo. Se disfruta y se aprende sobre un personaje relevante de nuestra historia contemporánea y al igual que una vida real tiene momentos de risa, momentos de tristeza, momentos de soledad, etc. Vaya, que tiene conflicto, eso tan necesario que críticos y guionistas buscamos por todas partes. En definitiva y sin ser perfecta es una buena película que nos acerca una figura de la música ya legendaria pese a seguir vivo. Ese es su legado y con el me despido junto al deseo de que disfruteis inmensamente del fin de semana. Hasta la próxima.

Aladdin

Aladdin

Un nuevo e innecesario live action de Disney que sin embargo es muy disfrutable. Y lo es gracias a la melancolía y los valores que transmite utilizando para ello toda la pirotecnia posible. A la espectacularidad del asunto suma y mucho un Will Smith que aporta más rollazo aún si cabe al genio de la lámpara. Sentirnos como niños es bueno e incluso ocasionalmente necesario y de ello se alimenta esta cinta donde incomprensiblemente se disfruta de saber lo que va a ocurrir en cada momento. Cine palomitero en toda su extensión, placer culpable colectivo por el que nadie va a pedir perdón. Poco más puedo añadir porque llego tarde y porque la sencillez de Disney a nivel de guión es tan sorprendente como eficaz. Y con esa siempre inexplicable eficacia de la fábrica de los sueños que ha dibujado una sonrisa en mi rostro me despido. Hasta la próxima.

Manchester frente al mar

Manchester-frente-al mar

Hoy me he quitado de encima (por así decirlo) esta película, pendientísima por mi parte tras ganar dos Oscar en 2016. La cinta pone como pretexto la muerte de un hermano y la atención a un sobrino para que el personaje principal interpretado por Casey Affleck tenga que volver a sus orígenes y enfrentarse a sus demonios, motivos por los que se marchó de allí y nunca más podrá volver a quedarse. Un drama intimista y familiar en donde los ya mencionados premios (a mejor actor y mejor guión original) no sorprenden dada la pasmosa naturalidad de Casey en su papel de perdedor, fracasado y con escasas habilidades sociales así como la fluidez de su guión. Una fluidez que sin embargo contrasta con lo soporífero de algunos momentos acentuado por el abuso del flashback para las explicaciones que los personajes no dan. Una buena (incluso excelente) película si, pero difícil de ver y no para cualquier momento. El resto del elenco está a la altura y el contraste entre la sutileza del estilo narrativo con la brutalidad de los personajes es deliciosa. Recomendable pero con la boca pequeña. Con todo dicho y siendo domingo, tan solo queda despedirme de tod@s vosotr@s junto a mis ya conocidos deseos de que tengais la mejor semana posible. Hasta la próxima.

Irrational Man

irrational man

Irrational Man o cuando Woody Allen descubrió el existencialismo francés de postguerra (Sartre, Camus), lo elevó a la enésima potencia a través de un personaje exagerado a cargo de Joaquin Phoenix y compuso una película que funciona como tratado filosófico, comedia romántica y thriller de asesinatos. Una obra tan compleja como completa tratada con delicadeza de relojero suizo, de donde saca su precisión quirúrgica. Todo pasa cuando tiene que pasar y como tiene que pasar y sin embargo logra sorprender. El guión es tan sublime que hasta se permite dar una capa de clasismo y esnobismo burgués en los papeles de los universitarios que no pasan desapercibidos. Una joya que hace crítica a una clase social a la que le viene todo dado mientras pone a prueba nuestra ética y moral sin darnos un resultado claro en un sentido o en otro. Pura invitación a la reflexión y un deleite para los paladares más exigentes, esos para los que el cine jamás será una industria. Amigos de las palomitas, alejaos de esta película. No es para vosotr@s. Lo que si os deseo a tod@s es que disfruteis a tope de lo que queda de fin de semana. Hasta la próxima.

P.D: Emma Stone está hipnótica y su papel recuerda mucho al desempañado en “Magia a la luz de la luna”. Parece que Allen sabe bien lo que quiere de ella y lo obtiene con creces pero de una manera tan natural que parece sin esfuerzo.