El Inconveniente

el inconvenientePersona mayor que vende su piso en vida, convivencia de dos personas completamente diferentes o el problema de la vivienda y el hecho de compartirla son temas que ya se han tratado, cinematográficamente hablando, con mayor o menor tiento. La clave y el éxito de esta feel good movie reside en una sólida Juana Acosta cuya fachada se va erosionando lenta pero constantemente, como el trabajo de las gotas de agua que caen incesantes sobre la roca y, sobre todo, en una tan irreverente como sabia Kiti Manver. Ese buen hacer actoral en el que Carlos Areces aporta el constante toque cómico nos sirve una película tan divertida como emotiva y, hasta por momentos, educativa. De las que se ven fácil y además aportan. De las que es conveniente ver de vez en cuando ya que aclaran un día oscuro y despejan un futuro incierto. Eso es lo que nos ofrece esta cinta y, aun sonriente con el regusto de algún buen gag, me despido. Hasta la próxima.

La Desvida

La-desvidaPelícula de pretendido corte intimista (solo tres actores, solo una localización) que versa sobre la necesidad de afrontar la pérdida desde un prisma que baila desde el drama familiar hasta el terror mas hiriente. Es un relato brutal, honesto y descarnado en el que sus dos intérpretes adultos y principales, Tábata Cerezo y Julio Perillán cumplen a la perfección con estas premisas y lo hacen también con un nivel de verdad que traspasa la pantalla. Una cinta que, en contraste con su título, es vida en su estado mas puro y cruel. Una película de las que llegan y dejan huella. Y desde ese poso de sentimientos encontrados toca despedirnos una vez mas. Hasta la próxima.

Estándar

estandarPelícula que compone un cómico Cluedo en un pueblo pequeño con personajes pintorescos entre los que destaca el bueno y especialmente ordenado de Tomás (Niko Verona). El y una siempre interesante Susana Abaitúa conforman la pareja protagonista de resolver el acertijo y hacen que esta premisa cobre tintes de comedia romántica noventera. Un ejercicio de guion tan simple como efectivo que destaca mas que por el, por la impecable defensa que hacen de sus personajes todo el elenco actoral. Es ágil, divertida y deja algún momento de locura bien añadido para el recuerdo. Me ha sacado la sonrisa con la que despido la fecha navideñas y, ya que estamos también (de momento) a tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.

Baby

babyVuelve el mejor Juanma Bajo Ulloa con un relato intimista contado en tono y atmósfera de película de terror. La ausencia de diálogos la aleja del público mayoritario pero, gracias al virtuosismo tras la cámara del director vasco. hace las delicias de un público gourmet tan minoritario como deseoso de estas atrevidas propuestas. Una película en que las actrices están bien, abusando necesariamente del expresionismo llevado hasta el límite, pero que se cuenta a través de la fotografía y un uso muy adecuado del sonido y de la música. Una cinta que hace volver por la puerta grande a los orígenes underground de Bajo Ulloa. Disfrutable para unos pocos elegidos pero tristemente no recomendable como para gritarlo a los cuatro vientos. Con la boca pequeña y un autoimpuesto silencio cómplice cierro esta crítica. Hasta la próxima.

Hil Kanpaiak

hil-kanpaiakHamlet a la vasca, idioma y forma de vivir incluidos. Y es que, cuando tu vida está rodeada de muerte y de silencios, no puede acabar bien. Se trata de una película cocinada a fuego lento pero tan constante que su hora y media de duración la deja en el punto exacto de cocción. Interpretativamente intensa y con aires de nouvelle vague en lo estético. Probablemente, la sorpresa indie nacional de la temporada, en función de a partir de donde pongamos ese adjetivo. Mi primera película de 2021 me deja muy buen sabor de boca (artísticamente hablando, la película no está para eso ni de lejos) y con esa satisfacción me despido. Hasta la próxima.

Hasta el cielo

hasta el cieloLos bajos fondos y las mas altas esferas se tocan en esta cinta de atmósfera marginal, como un “The Wire” castizo con lo bueno y malo que ello conlleva. Desde luego, el tema del barrio lo lleva casi a la parodia, no hace falta hablar de una manera tan marcada para llevar el barrio dentro. Estética al margen, es una película con buen ritmo, que te posiciona desde el primer momento y que pese al exceso de adrenalina no pierde el norte ni la coherencia narrativa. Una cinta de atracos con historia romántica incluida en la que cada personaje cumple el rol que le toca sin mucho margen para la sorpresa. Decente, entretenida sin mas, olvidable. Un pasatiempo que no nos toma por tontos y se le agradece pero poco mas. Como no da mas de si la película ni tampoco este año (por suerte) aquí me despido junto a mis mejores deseos para este ya cercano 2021 para tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.

Host

hostPelícula de terror de nuevo cuño que se inspira en el confinamiento para que unas amigas lleven a cabo una sesión espiritista a través de Zoom, la famosa aplicación de videollamadas. Tarda en entrar en calor, mas teniendo en cuenta su corta duración (56 minutos, no llega a la hora de metraje). Con las mismas, su segunda mitad es directa y brutal, sin presentaciones ni medias tintas. No es ni de lejos un peliculón pero juega bien con los elementos descritos y como entretenimiento puro y duro ( y muy digno de hecho) funciona a las mil maravillas. Es interesante, agradablemente sorprendente y hasta algo revolucionaria. Como veis y pese a sus ya mencionados defectos he decidido verla con buenos ojos. Antes de que se me pase y fiel a su cortísima duración termino aquí con mi siempre certero análisis (ya que me empeño en poner buenos ojos, me los pongo a mi también). Hasta la próxima.

La reina de los lagartos

la reina de los largartosFernando Martínez y Juan González (Burnin´Percebes) pergeñan esta peculiar película cercana al videoarte o arte conceptual en la que de manera metafórica una pareja incipiente se enfrenta el temido momento en que ambos desean algo diferente de esa relación. Fuera de la metáfora, la idea baila entre lo brillante o vergonzantemente absurdo. Y es que, a veces, la única forma de encontrar diamantes es rebozándose sin tapujos en el barro. No es para todo el mundo y, consciente de ello, no haré aquí una gran recomendación. Lo que si pregono desde este púlpito cibernético es una reivindicación a este tipo de cine en el que lo que importa es el guion, la parte imprescindible de la que todo nace pero que en el cine moderno se diluye en cuanto la cámara se enciende. Ideal para quienes están en esa búsqueda perpetua de lo diferente y llamativo. Y si no os gusta, lo siento pero con la boca pequeña pues dura apenas una hora. Y así, reivindicativo y con la disculpa fácil, me despido. Hasta la próxima.

El dador de recuerdos (The Giver)

the giverMe parece sorprendente no haber conocido esta película de 2014 hasta estos días en que me la recomendó una amiga dado que un elenco con Jeff Bridges, Meryl Streep, Katie Holmes y hasta Taylor Swift no pasa desapercibido. Y la recomendación, sin ser perfecta ha sido aceptable y hasta notable. Su propuesta es valiente, el mundo feliz de Aldous Huxley en clave (o bajo la mirada) adolescente sin que esto la haga infantil. Sin embargo, me faltan minutos al final de la película para que su director y guionistas se mojen ante el dilema que plantean. En resumen, una buena película mal o anticipadamente rematada a la que los ojos de 2020 y sus prohibiciones la sientan muy y dolorosamente bien. Dada la posibilidad de que sea mi última reseña antes de la Nochebuena y que ya no me queda nada que decir sobre la película, felices fiestas para tod@s. Hasta la próxima.

Borat, película film secuela

boratSegunda parte que narra las peripecias vitales del cuarto mejor periodista de Kazajistan, esta vez de nuevo en misión por EE.UU con su hija a cuestas (una muy interesante María Bakalova a la que habrá que seguir muy de cerca) y como parte clave de la misma. Eleva el nivel de crítica en detrimento de un humor mas facilón, que si se permite abrirse paso con una brocha mas fina. Desde luego la escena del bebé dentro o poner un mensaje antisemita en una tarta sin que la pastelera se sorprenda (en Texas) no son cosas que puedan pasarse por alto fácilmente. A todo lo dicho cabe sumar una narrativa sorprendentemente coherente y un final edulcorado, al estilo del mejor Hollywood para colarnos una sátira mas propia de Michael Moore (hay momentos muy cercanos a “¿Que invadimos ahora?”, si no la habéis visto aprovecho para recomendarla). Muy disfrutable e ideal como despedida política del ínclito Donald Trump. Y como ya ha salido la palabra despedida, aquí hago lo propio con tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.