Glass

glass

Podría tratarse del bluf  del año, no tanto porque sea mala como por las expectactivas creadas y sobretodo deseadas en torno al final de una trilogía que une los universos de “Múltiple” y de “El Protegido”. Su excesiva duración de cara a la gran batalla final (la cuestión psiquiátrica no hay quién la compre, es un vendidísimo macguffin que no conduce a ninguna parte, valga la redundancia) la hace aburrida y de excesivamente fácil desconexión. Además las peleas no son ni minimamente épicas, casi quieres que terminan y que ningún actor se haga daño, alguno ya tiene una edad. En su haber tiene un final sorprendente, nada normativo y que da sentido al título de la película. Lo dicho, no es mala pero si es para ver sin demasiadas expectativas, sin esperar nada. Ideal para un domingo noche en la TV, poner fin a la historia de manera decentita y poco más. Por amor a la historia y sobretodo a sus personajes (lo de James McAvoy sigue siendo de padre y muy señor mío en el mejor sentido y pese a todo) dejo la crítica aquí. Arriba ese ánimo, ya es juernes y el fin de semana está a la vuelta de la esquina. Hasta la próxima.

Anuncios

Vengadores:Endgame

vengadores

Bendita locura. Puta pasada. Papa Noel existe para los adultos. Todo esto es verdad y había que decirlo pero es mi parte fan y casi hooligan de la franquicia. Siendo profesionales (o al menos lo más posible, no puedo prometer ecuanimidad) y teniendo lo dicho en cuenta se puede ya decir que el mundo de los superhéroes y practicamente en su totalidad Marvel (excepto la ya mítica trilogía de Batman de Nolan) se ha adueñado de la épica que en los 60 correspondía al peplum, en los 90 al cine de acción y a principios de siglo a las adaptaciones literarias. ENDGAME tiene todos los ingredientes para culminar esta sospecha y afirmación incluidos un elenco incomparable en su época y una duración exagerada para no dejarse nada en el tintero. Sorprendente de hecho es lo rápido que pasan las tres horas de metraje que hablan maravillas de un guión acertado en ritmo hasta lo académico y que siempre está contando cosas pero sin sobrecargar. La película a la par de la acción típica y necesaria del género suma la dosis de humor característica de la marca y sobretodo una emotividad sin precedentes en la saga. Se cierra un ciclo glorioso (a la espera del nuevo “Spiderman”) con un broche de oro que hace las delicias de cualquier cinéfilo medio y derrite los corazones de los fans del Marvel fílmico y/o del mundo comic. La película que uno siempre sueña con ver en su momento o los millenials ya tenemos nuestro “Ben-Hur” o nuestro “El Señor de los Anillos” que se quedaron los que son algo más mayores. Una ya imprescindible que hace ídem con todo el MCU o al menos un porcentaje altísimo de este. Con una sonrisa cómplice y un gozo en el alma pocas veces descritos en el este blog me despido. Hasta la próxima.

La chica del tren

la-chica-del-tren

Thriller policiaco basado en un best seller homónimo que sin ser una joya fílmica en general si se la podría considerar del género. Mantiene la intriga hasta el final, las piezas encajan con las pistas dadas anteriormente y el final es satisfactorio para el gran público. Todo esto bien hilado y un elenco actoral solvente hacen que el cierre de semana no sea malo del todo, al menos en lo puramente cinematográfico (veáse que el autor de este artículo es seguidor de un equipo de fútbol que ha bajado a segunda este fin de semana). Volviendo a la película, ideal para ver en TV y dejarse llevar, te mantiene pegado a la pantalla por la tensión de los hechos pero no te exige demasiado. Decente, aseadita, incluso buena por momentos gracias a sus actores pero a la par olvidable, de uso y disfrute momentáneo, gracias por este rato, adiós y buena suerte. Y con ese peculiar agradecimiento y despedida hago los ídem de tod@s vosotr@s deseandos, como no, una inmejorable semana. Hasta la próxima.

Shazam!

Shazam

Si a “Big” le añadimos superpoderes, algo de tragedia familiar y subimos algo la dosis de nostalgia sale esta película que se podría titular “La película que me hubiese encantado ver cuando tenía entre 10 y 13 años”. La echarían todas las Navidades con “Los Gremlins”, “Cazafantasmas” o “Cortocircuito” y celebrariamos su emisión como “por fin, todo el año para esto”. Ahora, simplemente me he dejado llevar y he disfrutado como entonces, sin análisis y sin ir al detalle o a la búsqueda de la perfección o del fallo. Es puro entretenimiento, funciona como comedia de brocha gorda (el tipo que acoge niños en su hogar podría haber sido Seth Rogen para rematar la faena) y como película de superhéroes clásica, con un malo muy malo y con el poder del amor, la amistad y la familia como solución y clave finales. Pura fórmula noventera añadiendo los avances propios de nuestra actualidad y bebiendo de la misma. Nada más ofrece, nada más pretende y ahora con el héroe presentado deja con ganas de más, de una cinta directa a la acción y a una trama de salvar al mundo sin más. Sonrisa cómplice con un posible guilty pleasure entre manos me despido, con mis mejores deseos para lo que queda de puente o para un incipiente y bien recibido fin de semana. Hasta la próxima.

Ralph rompe Internet

ralphrompeinternet

Más madura y con más mensaje que su predecesora, una cinta para niños con su mensaje sobre la amistad y como cuidarla (también como no hacerlo) y para adultos, a los que además de ese mensaje se les añade una importante sátira sobre el uso que hacemos de Internet y lo que convertimos en viral. Contiene incluso macguffins de gran nivel, finales anticipados que solo son puntos y seguidos. Y porque no decirlo (alerta spoiler), en la canción del Vanellope, el momento “La La Land” es impagable (fin del spoiler). Divertida, entretenida y con ese toque de algo más que siempre ofrece Pixar, incluso en sus proyectos más infantiles. Sencilla si, pero con mensaje, sorpresas y bien narrada y estructurada. Una buena película que, sin llegar a las cotas de grandeza de otras de su misma productora, tampoco las desmerece y deja poso de buen gusto. Con todo dicho sobre la película y siendo viernes noche, os deseo a tod@s un inmejorable y divertidísimo fin de semana. Hasta la próxima.

Ártico (Arctic)

artico

Película de supervivencia extrema en el hostil entorno ártico que llegará a la cartelera española el próximo 31 de Mayo. En ella tan solo aparecen dos actores con poca conversación y a causa de ello el silencio reinante y algunos silencios autoimpuestos hablan más fuerte que cualquier grito. La expresividad y naturalidad de Mads Mikkelsen hacen el resto para que tengamos una película que se hace eterna sin que esto sea malo. Y es que la angustia cae con cuentagotas pero de manera incesante, como la roca convirtiéndose en arena por ese incansable trabajo del agua. Y te atrapa en ella y en su inmensa soledad. Funciona bien como película de aventuras al límite pero también de manera filosófica y alegórica sobre la inevitabilidad de la propia vida y su némesis. Una película para ver y disfrutar (o todo lo contrario) adentrándose en ella y dejándose llevar por las sensaciones afortunadamente ajenas. Y como en su simpleza está su grandeza, yo también dejo aquí así de sencilla mi crítica. Hasta la próxima.

Megalodón (The Meg)

the meg

Blockbuster de criatura gigantesca de corte clásico que no es casualidad que se estrenara en Agosto del año pasado, sabiendo que el verano es más permisivo a nivel críticas. Desde luego, el estilo narrativo es erróneo a más no poder al terminar hasta tres veces la película, teniendo que reinventarse para tener la duración adecuada en dos de ellas. Dicho esto y siendo por momentos excesivamente comprensivo, la película es bastante entretenida. Tiene ritmo, sabe a lo que juega y visualmente es llamativa y poderosa. Igual si vas al cine pagando por ella la coges hasta manía pero para cerrar un domingo tirado en el sofá de casa cumple perfectamente su función. Nada más se la puede pedir, nada más puede ofrecer y por ello nada más se puede decir de ella por lo que la crítica llega a su fin. Espero que tengais la mejor semana posible. Hasta la próxima.

¿A quién te llevarías a una isla desierta?

a quien te llevarias a una isla desierta

Uno de las más recientes (sino el más) proyecto patrio de Netflix que esta vez suma la cuestión generacional en ese punto en que debemos poner rumbo a nuestras vidas. Y vaya si los protagonistas de la cinta lo ponen, de la manera más abrupta posible. Y es que una frase, un juego o una tontería mal entendida puede desembocar en daños irreparables. El aleteo de la mariposa en Japón con terremoto en Nueva York pero sin salir del salón de una casa (tiene ciertas similitudes con “Un Dios salvaje” de Polanski en cuanto a tempos in crescendo sin cambio de espacio) previo paso por el pub de referencia. Una película con pretensiones pero muy honesta y cercana donde cabe destacar el buen hacer del cuarteto protagonista, en especial una Andrea Ros a los que los trabajadores del gremio audiovisual sentiremos especialmente cercana e (in)creíble. La selección musical tampoco tiene desperdicio y puede llegar a entenderse como un personaje más de la trama. Su único defecto puede ser un exceso de presentación dada su corta duración condensando todo lo bueno en su último tercio. Bravo por Jota Linares, que ya dejó un inmejorable sabor de boca con “Animales sin collar” (os invito a leer mi reseña de esa película) y apunta como nombre propio por derecho del panorama audiovisual español. Más de uno entre los que me incluyo esperamos con ganas su próximo trabajo. Y en esa espera sin nada más que aportar sobre esta película me despido con el deseo de que paseis una semana santa inolvidable. Hasta la próxima.

After. Aquí empieza todo

after

Película romántica y adolescente que llega a nuestros cines este fin de semana (mañana, viernes 12 en concreto) y que contiene todos los ingredientes de dicho cine (bien mezclados, eso si) con lo bueno y malo que ello conlleva. Es previsible y facilona y los personajes todo un cliché. Dicho esto, la dulzura de Tessa y el carisma de Hardin (no exento de romanticismo en el sentido más amplio y decimononico de la palabra) llegan y están bien jugados. Es decir, que pese a saber lo que va a ocurrir, lo justifican bien y la película se puede sentir como un viaje iniciático de muchos jóvenes, incluyendo sin obscenidades el despertar sexual. Una película por tanto y pese a la temática que no insulta a nuestra inteligencia, puro entretenimiento marketiniano que no ofende al espectador. Si este blog pusiese notas, sería un 5,5, aprueba sin ser raspado pero no llega al bien. Y como esta cinta tiene poco donde rascar, ya está todo dicho y aquí termina mi crítica. Mis mejores deseos para tod@s y hasta la próxima.

Detroit

detroit

Hoy gracias a TeleMadrid he podido ver una de esas películas que sonaron en su día (2017) y que vas dejando hasta que te aparecen un buen día en la tele. Narra los disturbios ocasionados en Detroit en el año 1967 con motivo del racismo institucional en dicha ciudad. Una película más necesaria que nunca viendo como tornan las cosas a nivel político en varios lugares del mundo y al unísono. Un guión potente que no se anda por las ramas y unos buenos actores que defienden inmejorablemente sus roles no son suficiente para este servidor pese a lo dicho sobre las circunstancias actuales. Y es que la cinta se centra demasiado en una causa puntual (un disparo lejano en un motel) para su excesiva duración, lo cual genera desapego con lo que está ocurriendo. Dicho de otra manera, aunque objetivamente no le falte ningún ingrediente, aburre y sobretodo cansa. Con una menor duración y un montaje más dinámico estaríamos hablando de una gran película tanto del género de acción como de temática social. Pero por querer abarcar mucho no sabe centrarse y pierde todo su gancho. Pese a ello, espero que su mensaje llegue ya que la intencionalidad del mismo es sencillamente necesaria. Una invitación fallida a la reflexión que pese a ese adjetivo no debemos perder. Y con ella, con todo dicho y un lunes asomando ya en el horizonte, os deseo como todos los domingos de crítica una magnífica y muy productiva semana. Hasta la próxima.