Titane

titaneUn canto al empoderamiento femenino y a la necesidad imperante de poder ser tu mismo, Julia Ducournau mantiene el nivel y el tipo tras los visto en su ópera prima (Crudo). No es casualidad su selección para representar a Francia en los Oscar. De hecho, ni siquiera sorprendería que en dichos premios ganase en otras categorías como fotografía (el punto fuerte de la cinta es su potencia visual y la selección de planos es antológica, de las que marcan un antes y un después) y hasta dirección por estos mismos motivos sumados al buen hacer interpretativo de todo el elenco sin excepción. El sonido y la música también llaman la atención y son dignos de mención, por como entran y salen (muy acertadamente) en momentos puntuales. En resumen, una de las joyas de nuestros días contada desde cierto onirismo o realismo mágico (su único debe (y es pequeño) es que su guion nos obliga a dar cosas que no fluyen de manera orgánica por buenas para poder continuar) que debemos defender y reivindicar. Porque a día de hoy, aunque se pierda en un mar de infinitas opciones, sigue habiendo buen cine y al que haya perdido la esperanza, la irrupción de Julia Ducournau en el panorama fílmico internacional debería devolvérsela. Con todo dicho y hecha la reivindicación (que podeis usar también como recomendación) me despido. Hasta la próxima.

Operación Camarón

operacion-camaronTodos los años y a nivel cinematográfico Mediaset hace alguna apuesta por la comedia, unas veces mas acertadas y otras menos. En este caso y de manera moderada, eso si, nos encontramos en el primer caso. Porque vale, será una película previsible y de final edulcorado pero los gags funcionan por un lado y no se abusa de ellos por el otro, el guion sin ser brillante si fluye de manera natural y los actores (vaya elenco, eso también hay que decirlo) tapan los pequeños agujeros que pudieran surgir. Una película a la que tenía muy pocas expectativas (por eso he tardado en verla y lo he hecho de cara a los próximos Feroz) y, como mínimo si que resulta entretenida sin insultar a nuestra inteligencia. Y como (creo que) no aspira a nada mas, objetivo conseguido, todos contentos y a por la próxima. Hasta entonces muchachada.

El vientre del mar

el vientre del marDemasiado teatral y anacrónica. Tiene sus cosas buenas, sin duda, de hecho ha ganado 6 premios (y de los grandes) en el último festival de Málaga. A Agustí Villaronga nadie le puede discutir una sensibilidad especial para contar historias y aquí se demuestra con creces. A la par juega con el blanco y negro y el color, es una película diferente y atrevida. Pero a veces eso sale mal y sus imágenes actuales y su ya mencionado anacronismo (aunque pretendido, un piercing en la nariz de una chica en 1816 saca de la historia a cualquiera) le juegan a favor desde el punto de vista social y en contra desde el artístico, aunque esto último sea una cuestión subjetiva y personal mía. Con todo y al ser una película tan diferente merece la pena y justifica con ello su existencia en esta triste realidad audiovisual de excesivos productos prefabricados. Se estrena el 12 de noviembre y hará las delicias de tod@s aquell@s que siempre buscan lo distinto, lo peculiar. Para esa gente, ahí os queda anotada la recomendación. Para ell@s y para tod@s los demás mis mejores deseos para esta semana entrante. Hasta la próxima.

Dos

dos“The human centipede” con toque de “Saw” (la primera, al sadismo de la acción se le suma el hecho de producirse en una única estancia) en tono intimista, ganando en drama y perdiendo en gore. Eso es lo que nos ofrece esta peculiar cinta patria en la que el peso de la misma recae sobre sus dos actores principales, los muy notables Pablo Derqui y Marina Gatell así como en una grandilocuencia visual también reseñable, especialmente sublime hacia su final y subrayando una soberbia composición de planos. El guion, sin llegar a ser destacable, al menos si fluye con naturalidad y de manera orgánica. Su escasa duración, una hora y 10 minutos facilita que los personajes no se nos hagan cargantes. Una buena película que, mientras nos entretiene y nos mantiene en tensión, nos invita a la reflexión sobre el individualismo de la sociedad actual y sobre las interacciones sociales humanas. Una sorpresa poco conocida que desde aquí me atrevo a recomendar y de esa manera aprovecho para cerrar aquí mi crítica de la misma y despedirme de tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.

Un Nuevo Comienzo

UNCAprovechando el día del cine español y su pase gratuito durante 24 horas en Dailymotion, me adentré en esta película que representa magníficamente al verdadero cine independiente patrio. Realista y cercana por un lado, emotiva sin llegar a lo edulcorado (excepto en su final, hay que decirlo) por otro. Dejando al margen las escenas en exteriores, las interiores y sus diálogos pueden recordar a la brillante “Un Dios Salvaje” y parecer mas propias del teatro que del cine, cargando así la responsabilidad en los actores que responden a la altura y en muchos momentos por encima. De la parcela técnica poco se puede resaltar ya que la película no lo requiere aunque el uso del sonido/música para crear tensión en momento puntuales si es digno de mención. En resumen, un ejemplo de “película de actores” que sale bien parada de ese arriesgado juego. Enhorabuena desde aquí a todo el equipo de la cinta. Con ese aplauso virtual y con todo dicho me despido. Hasta la próxima.

En la piel de James Bond

Being-James-BondDocumental que narra el viaje realizado por Daniel Craig para ser el reconocido James Bond que es hoy en día entre otros muchos logros artísticos e interpretativos. Para ello, tanto el como los productores actuales de la franquicia, Michael G Wilson y Barbara Broccoli, se ponen ante la cámara y, usando imágenes de archivo, algunas inéditas y propias del casting, cuentan como fue el proceso, el rechazo inicial a un Bond rubio y algo mas rudo que de costumbre, etc. Descubrimos, que Craig ha tratado (y conseguido) de dotar de mayor realismo y humanidad al personaje. Nadie mejor que un actor puramente británico y perteneciente en sus inicios a la Shakespeare Royal Company para ello. Todo un hallazgo condensado en 46 minutos de duración que no se hacen ni cortos (no echas en falta ningún tipo de información) ni largos (cuenta lo que quiere contar con el ritmo adecuado). Ahora que Craig se despide del personaje, que mejor que contarnos todo lo que este le ha conllevado. Buen trabajo tras la cámara de Baillie Walsh, asumiendo su rol de medio para que la historia llegue e intercediendo en la misma lo mínimo imprescindible. Muy recomendable para quien le interesen los recovecos del séptimo arte, lo que hay detrás, eso si, sin cotilleos ni morbos innecesarios. Hecha la recomendación a la gente adecuada y sin nada mas que añadir porque no se puede, me despido. Hasta la próxima.

Un Segundo

un segundoLa nueva película de Zhang Yimou llega a conmovernos a través de la miseria en los inicios del maoísmo. Y lo hace con la historia de dos perdedores que consiguen una victoria pírrica pero importante pues por primera vez les toca ganar. Su primera mitad aúna géneros con maestría (se permite incluso algunos gags de humor que funcionan muy bien) y nos atrapa gracias precisamente a la simpatía que nos despiertan sus protagonistas (la interpretación, por momentos muy gestual, merece mención y aplausos aparte). En el pequeño debe de la película queda, sin embargo, una segunda mitad elíptica en la que durante un buen rato todo gira en torno a lo mismo y el hecho de no haber sabido cerrarla a tiempo teniendo los mimbres para ello. Con todo, y subrayando su belleza visual, os la recomiendo y la deseo un muy buen recorrido en cines. Se estrena el 15 de octubre, por si quereis anotarlo. Ahora si, con todo dicho y sin haber caído en ningún tipo de spoiler, me despido de tod@s vosotr@s feliz por haber vuelto a un pase de prensa en sala (no online) después de mas de un año. Hasta la próxima.

Sonic

sonicLa película basada en el popular personaje y videojuego homónimo no decepciona porque juega bien sus cartas. Hasta un Jim Carrey al que el físico no le favorece en absoluto para hacer del archiconocido Robotnik resulta creíble. Y todo, porque tanto los niños actuales (objetivo actual de la película) como los nostálgicos niños noventeros entre los que me incluyo así lo deseamos. Somos condescendientes y permisivos con la simpleza mas absoluta en pos de un disfrute sin preocupaciones. Porque la cinta no es mas que el abc del cine de buenos y malos repetido hasta la saciedad, con final previsible y facilón, con gags infantiloides y con un personaje graciosillo pero algo estomagante. Un espectáculo palomitero del montón solo recomendable para los grupos anteriormente mencionados, un guilty pleasure en toda regla que me hace irme a la cama y despedir la semana absurdamente satisfecho. Dada su extrema simpleza no se puede añadir nada mas y con todo dicho me despido. Feliz semana para tod@s y hasta la próxima.

La Doncella

the-handmaidenColonialismo, clasismo, amor. estafa, las mas altas esferas con los mas bajos fondos. Todo eso se mezcla de manera brillante en esta película para componer un thriller con tintes eróticos además de todo lo ya descrito. Mas que decente en su guion, soberbia a nivel interpretativo, donde mas destaca es en lo visual, en una magistral e inmejorable composición de planos y en un ritmo que te atrapa, tanto cuando va rápida y ágil como cuando se detiene en los momentos adecuados para deleite del espectador. Las secuencias de la bañera o la del retrato son por derecho propio historia del cine y piezas dignas de análisis a nivel académico. Park Chan Wook es un nombre que ofrece garantías y esta vez, aunque yo haya llegado tarde a esta cinta, tampoco defrauda. Aplauso y ovación tanto para la película como para su director por mantener siempre altos los estándares de calidad y no concederse una mínima concesión en su carrera. Con el estruendo de dicha y merecida ovación, yo hago mutis por el foro y, con los deberes hechos, me despido una vez más de tod@s vosotr@s. Hasta la próxima.

Spiral: Saw

spiral-sawHasta ahora última (y previsiblemente así terminará siendo) película de la saga “Saw”, una vuelta de tuerca que la conduce hacia el género policiaco y que no le sienta ni mínimamente bien. No obstante y siempre dentro de ese tipo de cine es una cinta decente y aseada, que cumple con los protocolos de dicho género a veces tan a rajatabla que cae en todos los clichés posibles. En resumen, una película de sobremesa de los fines de semana de Antena3 que nos jodería la siesta porque querríamos ver como acaba (por cierto, una de los grande y pocos aciertos subrayables de la película, el final es muy coherente con lo que se narra previamente). Nada mas se puede rascar de este metraje, mediocre cierre para una saga que ha dado tanto que hablar. Y ahora con todo dicho y siendo domingo por la noche me despido de tod@s vosotr@s junto al deseo de que tengais una inmejorable semana. Hasta la próxima.